Ramírez Marín, más cerca de los jóvenes

“¿Para qué sirve un diputado?”, tema de una charla con estudiantes

Captar las inquietudes de los estudiantes, explicarles cuáles son las tareas de los diputados, animarlos a mejorar su preparación e invitarlos a hacer cosas diferentes para cambiar su realidad, son algunos aspectos que motivan el acercamiento que tiene el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín con los jóvenes.

El legislador yucateco ha ofrecido charlas a estudiantes del Instituto Tecnológico de Mérida, la Universidad Autónoma de Yucatán,  Instituto Tecnológico Superior de Progreso, universitarios de Tecoh y el Centro de Estudios Superiores de la CTM, entre otros foros, donde entabla un diálogo con micrófono abierto, sin ninguna restricción para que los jóvenes pregunten lo que deseen.

El pasado fin de semana, invitado por las autoridades educativas, el diputado tuvo un encuentro con estudiantes de preparatoria, Derecho y Psicología del Centro de Estudios Superiores de la CTM, bajo el tema “¿Para qué sirve un diputado?”, en el que hubo muy buena participación.

La maestra Maritza Rocío Madera Peraza, directora de la preparatoria “Conrado Menéndez”, tuvo a su cargo la bienvenida y presentación del diputado, en la que destacó su trayectoria en la administración pública y la función legislativa.

Apoyado en gráficas y generando preguntas de los estudiantes, Ramírez Marín explicó que el trabajo de un diputado no se limita a hacer leyes y gestionar obras y acciones, sino va mucho más allá al tomar decisiones que impactan en la vida de los ciudadanos.

Entre otros conceptos, el legislador dijo que el marco jurídico en nuestro país se rige por 216 leyes y la tendencia es a crear muchas más, pero señaló que lo que se necesitan no son más leyes sino mejores ciudadanos.

“Mientras el sistema europeo privilegia la libertad y el uso responsable de esa libertad con pocas leyes, en nuestro sistema queremos poner todo en la ley pensando que así tendremos mejores ciudadanos, lo cual es falso”, subrayó el diputado.

“El trabajo de un diputado no es presentar iniciativas por presentarlas, imagínense si cada uno de los 500 legisladores presentaran una en cada período ordinario de sesiones, sería una locura. Es al revés, necesitamos menos leyes, pero sí mejores ciudadanos que cumplan con sus derechos y obligaciones”, recalcó.

El legislador indicó que una de las tareas de los diputados es analizar y aprobar la distribución del presupuesto para todo el país, decidir cuánto se envía a los estados y municipios, en qué proyectos se invierte, en qué rubros, de manera que su trabajo es trascendental para los ciudadanos.

Habló de otros ejemplos, como el de la eliminación del cobro de Larga Distancia y de los cargos adicionales en la telefonía, la aplicación del impuesto a las bebidas azucaradas que representó captar 1,200 millones de pesos para la hacienda pública y más recientemente la penalización a las aerolíneas por retrasos en los vuelos, que son medidas que benefician a los ciudadanos.

En materia educativa, Ramírez Marín señaló que cada año se destina más presupuesto a este rubro, pero no se avanza sustancialmente en los resultados, de manera que es necesario afinar las estrategias, tal como lo plantea la reforma educativa que está en curso.

“Le damos más importancia a acumular conocimientos y al tiempo que duran las carreras, que al desarrollo de habilidades. Lo importante no es en cuanto tiempo puedes tener una licenciatura, sino qué sabes hacer, qué has aprendido y si eres apto para ejercer tu profesión”, subrayó el diputado.

A otra pregunta de los estudiantes, el diputado dijo que sí es posible que los ciudadanos presenten iniciativas, pero deben estar respaldadas por 250 mil firmas, que valida el INE para poder enviarla a la Cámara de Diputados: “Hay una que está en curso para reducir el dinero que se le da a los partidos para las campañas políticas, así que sí es posible la iniciativa ciudadana”.

Ramírez Marín invitó a los jóvenes a participar en política, a interesarse más en los asuntos públicos y a innovar para transformar su entorno. Ser diputado, agregó, es una opción para cambiar las cosas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *