Le niegan permiso de edificación y ‘funda’ país independiente

La situación ocurre en una isla en el canal de la Mancha; el hombre compro un lote y al no dejarle construir su hogar decidió que su terreno fuera señalado demarcación soberana

Seguramente en alguna ocasión cuando eras niño soñaste en tener tu propio país y ser el gobernante. Aunque suena como algo imposible, un hombre de 46 años está luchando por convertir la idea en realidad.

Steve Ogier, el dueño de un lote baldío en Guernsey, una isla en el canal de la Mancha, que constituye una dependencia de la Corona británica sin pertenecer al Reino Unido, apeló a la ONU en busca del reconocimiento de su terreno como unpaís independiente y a él como su monarca.

De acuerdo con información de Independent,  todo comenzó el año pasado cuando solicitó a las autoridades de la isla el permiso de edificación para construir una casa de una planta en el lote que había adquirido en 2011 y que hasta el momento utilizaba como depósito.

Sin embargo, para su mala suerte, el gobierno rechazó su petición dado que el terreno se encuentra ubicado en una zona protegida donde se prohíbe la construcción.

Fue en ese momento cuando el propietario recurrió a la corte local y defendió su derecho a edificar en su lote argumentando ser el soberano de Everland, un Estado independiente autoproclamado en baldío.

El juez que se ocupó del caso rechazó la proclamación, sosteniendo que ‘un Estado no puede existir si no tiene una población’.

A pesar de lo extraño que pueda parecer la petición, el vicepresidente de la corte, Richard McMahon, lo considera un tema que ‘debe ser tomado con seriedad’.

Luego de esta respuesta, Ogier declaró el terreno una micronación, es decir, una entidad que pretender ser un nuevo proyecto de país.

Para probar la existencia de una población establece en su terreno, el hombre alegó la presencia de insectos, aunque estos no fueron reconocidos como habitantes del reino por las autoridades locales.

El juez dijo que uno no puede gobernarse a sí mismo pero tengo a mi hija como parte de la población “, aseguró y detalló que su pequeña sería declarada como la princesa Evelyn Ogier, de ocho años de edad.

Luego de un juicio, Ogier aceptó en no edificar en el lote hasta probar que se trata de un país independiente y aseguró que está a la espera de la confirmación de la ONU.

***MJPR***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *