Las locuras del nuevo emperador.

Las Reliquias del Hombre Ave por: Dr Adán Echeverría García

“No tiene mucha ciencia gobernar”.

Una semana bizarra esta que transcurre. Cada día el gobierno de México pierde más y más credibilidad. Se hace público que hay más de 26 mil elementos de la Guardia Nacional (Ejército, Marina, y Policía Federal) cubriendo ambas fronteras mexicanas. Seis mil quinientos en el Sur, para evitar la entrada entre Belice y Guatemala, para evitar el camino por Quintana Roo, el camino por Veracruz, los caminos de Tabasco, los caminos de Chiapas, los caminos de Oaxaca. Y poco más de 20 mil elementos desplegados en los estados de la frontera norte, desde Tijuana a Matamoros. Además de eso conmueve la fotografía de un joven padre y su hija de 21 meses que murieron ahogados en el Río Bravo, cuando quisieron cruzar por una zona de la ciudad de Matamoros. Conmueven los gritos de una mujer haitiana que suplica por su hijo, tirada en el suelo, dentro de un centro de detención en Tapachula, Chiapas. Mientras eso pasa Fernández Noroña amenaza a los twitteros de que irá contra todos ellos, porque él sí se lleva con el presidente, y tomará cartas contra todo aquel que lo ataque en redes. El titular del Instituto Nacional de Migración Francisco Garduño llama “fifís” a policías federales que mostraron un video de cómo tienen que dormir en el suelo, padecer hambre, por estar en servicio contra los migrantes en las fronteras.

Andrés dice que el tema del sargazo que llega en toneladas a las playas del Caribe Mexicano, no es un problema urgente, como dicen sus detractores. Una periodista de Quintana Roo, le dice que las cifras alegres que el presidente maneja son falsas, le pide que sea serio y que deje de mentirle a la ciudadanía. El presidente se enoja, sale de sus casillas, se rasga las vestiduras, se echa polvo en la cabeza y grita que ¿Cómo se atreven siquiera a creer que Andrés miente? “YO no miento, jamás miento, soy honesto, no como mis contrincantes”.

¿Cuál será la palabra que más dice Andrés? ¿Será adversarios, o será contrincantes, será cochinero, será los conservadores, será cretinos? No lo sé. Pero bien valdría varias tesis doctorales de Lingüística o de Comunicación, para medir la locura de este emperador.

Este emperador Andrés que se siente maravilloso cuando una mujer de la tercera edad se le arrodilla en un salón del Palacio Nacional. Se siente maravilloso cuando grita: ¡Ése es mi pueblo! ¡Eso es todo! Pero cuando lo cuestionan seguirá diciendo: “YO tengo otras cifras, yo tengo otros datos”. Y tal como ha creado el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, en una de sus payasadas más grandes, la crítica en las redes sociales ha creado el Instituto Nacional de Otros Datos (INOD). Un país bizarro en una semana bizarra. Arrestan a un sacerdote sin tener pruebas, arrestan al líder de la Luz del Mundo acusado de pornografía infantil, abuso y acoso sexual.

Cada día de este gobierno queda más claro que Andrés está contra científicos, Andrés está contra los deportistas, contra médicos y enfermeras, contra periodistas, contra los activistas, Andrés está contra los escritores. ¿Te queda claro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *