Durante las fiestas navideñas, los mexicanos aumentan hasta cinco kilos más de su peso normal

Gastritis y síndrome de intestino irritable aumenta en diciembre

Ciudad de México, 27 de diciembre del 2017. Derivado del abandono de la dieta saludable durante el mes de diciembre, los mexicanos presentan un aumento de peso cercano al 10 por ciento[1] durante las fiestas navideñas, debido a que se ingieren alimentos con más calorías, irritantes y condimentos. Las comidas de esta temporada provocan que las personas aumenten hasta cinco kilos más de su peso normal y quienes tienen problemas preexistentes como gastritis o síndrome de intestino irritable, puedan presentar síntomas más graves.[2]

Que ésto no te suceda, cuida tu alimentación y mantén el control de tu peso para así evitar problemas en tu salud a causa del sobrepeso y la obesidad. Aprovecha que aún estamos a unos días de terminar el mes de diciembre, y con la ayuda de los siguientes tips finaliza el año de la mejor manera:

  1. Cuida tus porciones: No se trata de mantener una dieta estricta o de matarte de hambre para conseguir tu peso ideal, enfócate en reducir las porciones de los alimentos con alto contenido calórico y aumentar la ingesta de verduras, frutas y carne magra (pollo o pescado).
  2. Mantente activo: Sabemos que durante estas fechas es difícil asistir al gimnasio por los compromisos y fiestas de la temporada pero, no es necesario pasar dos horas en el gym para ver cambios favorables en tu físico. Camina al trabajo, sube escaleras en lugar de utilizar el elevador, mantente en movimiento y esfuérzate por reducir los tiempos de inactividad.
  3. Aumenta el consumo de agua: Beber un vaso de agua antes, durante y después de cada alimento te ayudará a sentirte saciado y a consumir menos cantidad de calorías en cada comida. Recuerda eliminar las bebidas azucaradas o gaseosas.
  4. Complementa con algún suplemento alimenticio: Existen suplementos que ayudan a acelerar el metabolismo y a la oxidación de las grasas. Un ejemplo de éstos es Orangel Sport que contiene L- Carnitina, ésta produce una mayor utilización de las grasas como fuente de energía frente a los azúcares, lo que provoca una pérdida de masa grasa.[3] Además, contiene vitamina C que contribuye con la quema de grasa, a la mejora del rendimiento y la disminución de la fatiga a la hora de realizar deporte[4] y colágeno hidrolizado que aumenta la fuerza en articulaciones, mejora el rendimiento y se adapta con el estilo de vida de quien desea empezar a entrenar para reducir peso en menor cantidad de tiempo.

Es importante llevar un estilo de vida saludable para verse y sentirse bien. Debemos cambiar nuestra forma de pensar y la idea de que cambiar favorablemente los hábitos alimenticios debe hacerse solamente durante un periodo determinado de tiempo, por ejemplo, solo al comenzar el año, ya que esto ocasiona que no se pueda mantener el peso ideal. Diciembre es el mes perfecto para motivarnos y comenzar a cumplir nuestros objetivos, evitando también la tendencia a subir de peso durante esta temporada”, comentó Andrea Occelli, Nutrióloga del programa 54D.

[1] Secretaría de Salud. (2016). Alimentación balanceada y ejercicio clave para un adecuado control del peso: Salud. 13 de diciembre de 2017, de Gobierno del Estado de Tabasco Sitio web: https://transparencia.tabasco.gob.mx/media/G2/7/295631.pdf

[2] Secretaría de Salud Federal. (2016). Síntesis de Noticias. 11 de diciembre 2017, de Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán Sitio web: http://www.innsz.mx/imagenes/noticiasarchivos/Sintesis27diciembre2016.pdf

[3] Dr. Jesús Bernardo García. MITOS Y REALIDADES DE LA L-CARNITINA. 11 de diciembre 2017, de Servicio de Nutrición Clinica Covadonga Sitio web: http://nutricion.coe.es/WEB/EVENTOSHOME.nsf/45eaf1fbea4637d9c1256d55002fedfc/33661bb3360f8815c1257745002b2a03/$FILE/LC.pdf

[4] Joan R. Barbany Cairó. (2005). SUPLEMENTACIÓN EN VITAMINA C Y RENDIMIENTO DEPORTIVO (II). octubre 29, 2017, de Campus Bellvitge. Feixa Llarga s/n. 08907 L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) Sitio web: http://femede.es/documentos/Revision_%20Vitamina%20C_%20II_127_112.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *