Astrónomos detectan gran número de señales “extraterrestres”

Astrónomos detectan gran número de señales “extraterrestres” de las que no conocen a ciencia cierta origen o naturaleza.

Una serie de misteriosas “llamaradas” de radio provenientes del espacio profundo, ha intrigado a los astrónomos de Australia.

Se trata de señales conformadas por ondas de radio que viajan a lo largo del espacio y son captadas por los telescopios de la Tierra.

Son breves y muy débiles, pero las que han estado recibiendo los expertos australianos últimamente, son mucho más poderosas que las anteriores.

El doctor Ryan Shannon, de la Universidad Tecnológica de Swinburne y el Centro de Excelencia OzGrav ARC, en Australia, indica que el número de señales que han detectado este último año, es casi el doble de las descubiertas a nivel mundial en 2007.

No se sabe exactamente de dónde vienen o “quién las envía”, pero se sabe que algunas son el resultado de ciertos fenómenos estelares.

Las señales captadas últimamente han sido tan poderosas, que equivalen al número y potencia de las ondas de radio emitidas por el Sol cada 80 años.

Algunos expertos dicen que las señales son emitidas por una inteligencia extraterrestre, ya sea para llamar nuestra atención o como resultado de alguna forma de viaje interestelar, mientras que otros aseguran que podrían venir de fenómenos distantes como la existencia de un Agujero Negro o la colisión de una estrella con otra.

Otros expertos en señales de radio interestelares, creen que el número de “llamaradas” detectadas por los astrónomos australianos, no es el resultado de un evento espacial de especial relevancia o de la existencia de una inteligencia extraterrestre, sino del funcionamiento de los cada vez más nuevos y sofisticados sistemas de radiotelescopios que se han estado desarrollando últimamente.

Los astrónomos de todo el mundo batallan por conocer la naturaleza de este tipo de ondas de radio, y trabajan día y noche en la creación de nuevos instrumentos y métodos para seguir estas señales hasta su misterioso origen.

Ya se cuenta con suficiente material como para conocer un poco más sobre estas “llamaradas” de radio, pero aún hay mucho por descubrir.

Los astrónomos australianos confían en que el ASKAP (Australia Square Kilometre Array Pathfinder, literalmente, un campo de aproximadamente cuatro kilómetros cuadrados cubierto por decenas de radiotelescopios, pueda desvelar algunos de los misterios del espacio exterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *