Andrés Manuel, el domador de las bestias.

“¡Y a ver quién amarra al tigre porque yo en esta ocasión no lo haré!”: Dr. Adán Waldemar Echeverría-García

“¡Y a ver quién amarra al tigre porque yo en esta ocasión no lo haré!”

Algo más o menos como lo anterior ha dicho AMLO, conocido desde entonces como el domador. No se qué será más penoso para sus seguidores y fieles. Que Andrés Manuel planteé una velada amenaza de levantamientos populares de sus huestes ante cualquier indicio de Fraude, o aquel cinismo de: ¡Vamos a ganar porque aunque todo legalmente no me de el triunfo, los amagaremos desde ahora, en el miedo, para que sepan que si nos ganan, diremos que hubo Fraude!

Cualquiera de las dos posibilidades muestra al mismo Andrés Manuel de siempre. Ése que les dice Pirruris, Fifí, Mafia del Poder, para que sus huestes lo aclamen, vitoreen, y le celebren sus bravuconerías, y quién luego dice: Son unos Machistas conmigo, me quieren hacer montón. Pasar de Macho a Víctima, es el perverso juego detrás del Amor y Paz setentero en el que Andrés Manuel se ha parado.

Es una tristeza que siga habiendo aún personajes que dicen ser estudiados, que dicen ser intelectuales, leídos, de esos que corren hacia las Ferias del Libro a tomarse fotos con Taibo, fotos con Poni, de esos que Aplauden las Encuestas y se sienten plenos ante la mirada de Andrés Manuel cuando camina frente a ellos, o peor, cuando lo pasan por la Televisión: “¿Viste mamá cómo AMLO me dirigió una mirada en la TV?” Estos personajes fanáticos que dicen y aplauden: Los estudiados son los que más votarán por AMLO.

Pero qué tontos, qué necios, qué cándidos. Por un lado no se enteran de que el número de personas en México que NO tiene acceso a los estudios es enorme, y que decir que los que No son estudiados son los que votan por el Pri, o por el Pan, es una forma insultante y decididamente despectiva de dirigirse a todos los que no votan por su caudillo. Pero resulta aún más triste que esos mismos personajes que se dicen Estudiados y Tocados por el Genio de AMLO, se muestren incapaces de reconocer que todo aquel que NO votará por AMLO no tiene que votar por el Pri, o por el PAN, y sus coaliciones, ni por los “independientes” que irán a la boleta. Ya que habemos muchos que seguimos teniendo la esperanza en la Anulación del Voto.

Los ideales son aquello que nos da forma, que nos da entereza. No se trata de Votar por el Menos Malo, se trata de darse cuenta de que el Sistema Partidista y Electoral en México es una Farsa. Que la Anulación del Voto es una más de las formas de acercarse a la Urna.

Anular el Voto es una decisión propia, y no busca atraer más personas porque ni siquiera es un Movimiento. Es una Resistencia Personal. Una decisión propia que las personas deben tomar por sí mismas, por convencimiento. Yo lo estoy. Estoy convencido de que de los seis personajes que estarán en la Boleta Electoral: AMLO, Mead, Anaya, Zavala, Ríos Píter y Rodríguez Calderón, Ninguno Merece Mi voto.

¿Analiza el tuyo? No te vayas con la caricatura de las redes sociales, ni con el Amor y Paz, ni con las Acusaciones de Fraude de los unos a los otros. Todos los que llegan a gobierno sacarán raja, ellos y sus secuaces. El pueblo de México no es un Tigre, no es una bestia feroz, y no necesita domadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *