¿Por qué nos cuesta tanto decir que sufrimos de ansiedad o depresión? #Desahógate, #HablemosYa

• Además de representar una carga económica, los pacientes con depresión y ansiedad también sufren rechazo y discriminación a causa del desconocimiento que existe alrededor de estos padecimientos, sobre todo en el ámbito laboral y social .
• Upjohn México lanzó las campañas digitales de responsabilidad social Desahógate y HablemosYa, que no solo buscan ofrecer información precisa y veraz para eliminar los mitos y falsas creencias que estigmatizan a las enfermedades mentales, sino también ayudar a los pacientes, familiares y profesionales de la salud a tomar decisiones informadas para su manejo oportuno y adecuado.

Ciudad de México, a 30 de junio de 2020.- Con el propósito de generar conciencia y ofrecer información veraz para eliminar las falsas creencias que existen alrededor de padecimientos como la ansiedad y la depresión, Upjohn México presentó las campañas digitales de responsabilidad social (RS) #Desahógate y #HablemosYa, que ayudarán a pacientes, familiares y profesionales de la salud a tomar decisiones informadas para el manejo oportuno y adecuado de estas condiciones mentales, las cuales son altamente prevalentes en México[1].

De hecho, se estima que 1 de cada 4 personas padece o ha padecido[2] algún trastorno mental en un momento de su vida, los cuales representan una carga económica para los afectados y los enfrenta a sufrir rechazo y discriminación a causa del desconocimiento que hay en torno a ellos, especialmente en el ámbito laboral, en las relaciones sociales o amigos, con los vecinos y su entorno[3].

De acuerdo con la Dra. Georgina Chi Lem, Gerente Médico del Área de Sistema Nervioso Central de Upjohn México, “durante años la salud mental ha sido un tema tabú; sin embargo, es momento de hablar abiertamente de ésta, de su magnitud, sufrimiento, la carga que representa para los individuos, familias y sociedades, y actuar para lograr un cambio significativo a través del conocimiento y la empatía[4]”.

Destacó que, recientemente, Upjohn México realizó un estudio a nivel nacional para conocer qué tanto se sabe sobre estos padecimientos, así como los principales retos a los que se enfrentan las personas con depresión y ansiedad. “Descubrimos que, aunque la mayoría conoce algunos síntomas asociados a estos padecimientos, y cerca del 60% de los encuestados piensa haber padecido uno o los dos, solo 2 de cada 10 ha buscado algún tipo de ayuda[5]”.

La especialista dijo que este fenómeno se debe, en gran medida, a que existe una creencia de que no es posible atender las enfermedades mentales. “A veces se cree que se trata de una invención para llamar la atención; o bien, que quienes las padecen son difíciles, poco inteligentes o incapaces de tomar decisiones[6]. El desconocimiento y la estigmatización pueden disuadir a las personas de ir a los servicios de salud.”

Por su parte, el Dr. Bernardo Ng, Presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, A.C. (APM), explicó que otra de las grandes barreras por las que las personas no siguen un tratamiento adecuadamente es por todos los mitos que hay alrededor de los medicamentos; entre ellos, que son adictivos, que tienen demasiados efectos secundarios o que tomarlos representa falta de control sobre la situación[7], aun cuando hace más de medio siglo que se ha demostrado que, administrados correctamente, son seguros y eficaces. “No es extraño que, ante la sospecha de un problema, el paciente guarde silencio o tenga miedo de reconocerlo; por ello, los médicos debemos ser intuitivos para cambiar sus percepciones mediante una asesoría completa para él y sus familiares”.

Por su parte, Teresa González, Directora Global de Experiencias Digitales de Upjohn México, indicó que, en otro apartado del citado estudio, se encontró que el journey del paciente; es decir, el camino que recorre

para encontrar una solución a su problema puede tardar en promedio 15 años, lo que además de parecerles infinito, puede sumar frustración y desesperanza a los afectados[8].

Derivado de ello, Upjohn México, en alineación con la APM, creó una estrategia de promoción a la salud que responde a dos principales necesidades para la atención adecuada de la ansiedad y depresión, que son los trastornos mentales más comunes.

“Primero, brindaremos herramientas que permitan a los expertos en salud abordar de manera más humana los diagnósticos y crear una red de apoyo multidisciplinaria a través de la plataforma #HablemosYa. Y, en segundo lugar, deseamos generar conciencia e informar, de manera oportuna y adecuada, a pacientes y público general sobre estos padecimientos a través de #Desahógate, campaña de concientización sobre los padecimientos mentales disponible en distintas plataformas digitales y en el sitio gratuito en español de Pfizer, Get Healthy Stay Healthy, guiadas por, Silvia Olmedo, doctora en psicología y autora de 5 best sellers, cuyo último libro: “A dos pasos de la locura”… habla en profundidad de la depresión y la ansiedad; y quien también nos acompañará a lo largo de esta importante iniciativa”, señaló Teresa González.

Agregó que “ambas estrategias de RS se conectan de manera integral para que los pacientes –y sus familiares— comprendan que el cerebro, como cualquier órgano del cuerpo, puede enfermar y requerir tratamiento y dónde pueden encontrar ayuda e información avalada científicamente pero comprensible para todos”.

Al respecto, la Dra. Olmedo hizo hincapié en que romper la barrera de información y búsqueda de ayuda es necesario para dar un buen tratamiento y seguimiento de estas enfermedades. “Para mí es un gusto promover el cuidado de la salud mental a través de esta campaña digital, en la que buscamos abrir el diálogo y ofrecer información médica confiable, sin prejuicios, que ayude a los pacientes y a la población a tomar decisiones oportunas sobre su salud mental”.

Finalmente, los especialistas coincidieron en que la atención de la depresión y la ansiedad, junto a campañas de sensibilización y aprendizaje, requiere de la voluntad de todos los involucrados: industria, gobierno, profesionales de la salud y sociedad. “Romper el silencio y empezar a hablar de estos trastornos son el primer paso hacia sociedades con mayor bienestar psicológico y calidad de vida”, concluyeron.

 

Para mayor información visita:

www.gethealthystayhealthy.com.mx

—————————————————————————

[1] Secretaría de Salud de la Ciudad de México (2018). Salud Mental. Consultada el 4 de mayo de 2020. Página web: http://data.salud.cdmx.gob.mx/portal/index.php/programas-y-acciones/309

[2] Oficina de información científica y tecnológica para el Congreso de la Unión (2018). Salud Mental en México. Consultada el 4 de mayo de 2020. Página Web: https://www.foroconsultivo.org.mx/INCyTU/documentos/Completa/INCYTU_18-007.pdf

[3] Guerrero, Adrián (2017). El estigma en la enfermedad mental. Gomeres: salud, historia, cultura y pensamiento. Consultado el 4 de mayo de 2020. Página web:  http://index-f.com/gomeres/?p=2087

[4] Centro de estudios sociales y de opinión Pública (2018). Información sobre la salud mental en México. Consultada el 4 de mayo de 2020. Página Web: http://www5.diputados.gob.mx/index.php/esl/content/download/105607/529017/file/CESOP-IL-72-14-SaludMentalEnMexico-090218.pdf

[5] VMLY&R (2020). Estudio de investigación de ansiedad y depresión. Consultada el 4 de mayo de 2020.

[6] Oficina de información científica y tecnológica para el Congreso de la Unión (2018). Salud Mental en México. Consultada el 4 de mayo de 2020. Página Web: https://www.foroconsultivo.org.mx/INCyTU/documentos/Completa/INCYTU_18-007.pdf

[7] Facultad de Medicina, UNAM (2018). Verdades y mitos de los medicamentos psiquiátricos. Consultado el 4 de mayo de 2020. Página web: http://psiquiatria.facmed.unam.mx/pdfindex/vym.pdf

[8] VMLY&R (2020). Estudio de investigación de ansiedad y depresión. Consultada el 4 de mayo de 2020.

[9] IAB México (2018). Estudio de Consumo de Medios y Dispositivos. Consultado el 4 de mayo de 2020. Página web: https://www.iabmexico.com/news/los-usuarios-que-buscan-informacion-de-salud-en-internet-desean-que-sea-brindada-por-especialistas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *