Obispo de Chilpancingo-Chilapa sigue reuniéndose con jefes narcos

El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, reveló que el próximo lunes sostendrá una nueva reunión con dos líderes de la delincuencia organizada

El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, reveló que el próximo lunes sostendrá una nueva reunión con dos líderes de la delincuencia organizada que tienen influencia en la zona serrana de Guerrero, para pedirles que permitan el restablecimiento del transporte público y la llegada de maestros, médicos y enfermeras a las zonas de conflicto.

Detalló que ayer se reunió con uno de los líderes delictivos y tiene pendientes dos reuniones más con la finalidad de abonar a la pacificación de la sierra, en la cual se ha recrudecido la violencia desde el pasado 9 de junio ante aparentes rupturas de grupos delictivos, los cuales no han aceptado la tregua de paz que ha medido el líder católico.

El obispo se negó a relevar el lugar de las reuniones y el nombre de los líderes de los grupos delictivos con los que ha dialogado, señalando que “se le echaría a perder” el trabajo de pacificación que ha realizado desde que llegó a la Diócesis Chilpancingo-Chilapa.

Yo sí veo peligro que se agudice el problema en la sierra, porque ahorita hay muchos odios y el motivo es que se bajó el precio de la goma de opio. Bueno, yo simplemente estoy pidiendo que permitan de bajar de la sierra las camionetas, el medio de transporte, hay un pleito entre ellos que quieren meter cierto tipo de urvans y otros no los aceptan, también estoy pidiendo que dejan subir a los maestros, igual a los médicos y las enfermeras, creo que en ese sentido ya se está logrando”, explicó el obispo.

Reiteró que la caída del precio de la amapola debido a la introducción al mercado de drogas para crear la heroína, ha provocado aún más violencia en la zona.

Señaló que es momento que las autoridades implementen proyectos de desarrollo legales aprovechando que los campesinos no están interesados en la siembra por la caída de su valor.

Consideró que el problema de violencia en las comunidades serranas no se resolverá de la noche a la mañana y se requiere de voluntad “y mucho corazón” para logar pacificar la región, ya que hay mucho odio.

 

jcs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *