‘Guardado’ quedo el mejor PSV Eindhoven

PSV Eindhoven cae en casa 1-0 ante Atlético de Madrid en la presentación de ambos en la Champions League; Andrés Guardado falla un penalti y Héctor Moreno juega todo el partido

EINDHOVEN, Holanda, sept. 13, 2016.-Dos acciones al borde del descanso, un gol de volea de Saúl Ñíguez y un penalti parado por el esloveno Jan Oblak al mexicano Andrés Guardado, domaron a un punzante PSV y provocaron un triunfo esforzado del Atlético de Madrid en su estreno en la Champions League.

No solo a nivel colectivo sino también en lo individual fue un mal día para los mexicanos que militan en el PSV Eindhoven. El volante Andrés Guardado falló un penalti antes de la culminación del primer tiempo, mismo que hubiese cambiado la dinámica del encuentro.

Por su parte, Héctor Moreno vio el cartón amarillo al minuto 20 por reclamar al silbante. A pesar de la sanción, el sinaloense logró completar el encuentro, al igual que su compatriota, Andrés Guardado.

Una victoria más transcendente de lo que dicta este momento del torneo, la primera jornada, porque es fuera de casa, porque el PSV es un rival exigente y porque tres puntos de principio en una fase que pone dieciocho en juego son ya al menos un cuarto de camino hacia los octavos de final de la máxima competición continental.

Un alivio para el equipo madrileño mientras gesticulaba una y otra vez en la banda el argentino Diego Simeone. No le gustan al técnico estos duelos que se mueven en el descontrol, de un lado a otro, sujetos más a lo imprevisto, a lo individual o al contragolpe que al despliegue colectivo, con las consecuentes oportunidades.

Fueron minutos también de zozobra defensiva, de los que el Atlético salió airoso, porque encontró el gol en el minuto 43, en una volea bonita y certera de Saúl Ñíguez tras un saque de esquina y tres rechaces, y porque el esloveno Jan Oblak irrumpió de forma decisiva al borde del descanso, para estirarse y repeler un penalti lanzado por el mexicano Andrés Guardado y cometido por Giménez sobre Luciano Narsingh, una amenaza siempre por su velocidad y habilidad.

Ya posteriormente, se jugó más a lo que quería el conjunto madrileño. Nada de contragolpes del bloque holandés, más tiempo para la posesión, más espacios para correr hacia arriba y, por fin, una sensación más o menos de control del Atlético, ganador en Eindhoven por Saúl y Oblak, los protagonistas de un triunfo valioso en Eindhoven.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *