Fundamental la participación de especialistas y el consenso de los distintos niveles de gobierno en la atención de la contingencia

Exhortamos respetuosamente al Poder Ejecutivo del Estado a integrar a la brevedad el Consejo Estatal de Salud, convocando para su conformación a reconocidos expertos en la materia y a una amplia representación social.

Mérida Yuc., 26 de marzo de 2020.- Ante la contingencia por la incidencia del COVID-19 en nuestro Estado, declarada oficialmente en fase 2 por el Gobierno Federal, y ante la solicitud del Poder Ejecutivo estatal para que el Poder Legislativo autorice un crédito con destino a actividades de reactivación de la economía yucateca, el Comité Directivo Estatal del PRI-Yucatán expresa lo siguiente:

  • 1.-   En el PRI-Yucatán conocemos y reconocemos la importancia de mantenernos en cohesión como sociedad, en cuanto a las medidas que todos debemos seguir para evitar efectos mayores de la presente contingencia. Por lo tanto, reiteramos el llamado a nuestra militancia y a la sociedad en general a estar atentos y adoptar puntualmente las recomendaciones de las autoridades sanitarias, y las acciones que implementen los gobiernos en todos los ámbitos, desde el municipal, que es el primer contacto con la población.
  • 2.-   Exhortamos respetuosamente al Poder Ejecutivo del Estado, a integrar el Consejo Estatal de Salud, convocando para su conformación, a reconocidos expertos en la materia, y a una amplia representación social. Es fundamental la participación de expertos en la toma de decisiones, así como la difusión precisa y amplia de sus determinaciones.
  • 3.-   Para una mejor implementación de las políticas públicas que atiendan el aspecto económico de la contingencia, también exhortamos al Poder Ejecutivo de Yucatán, a instalar un Consejo de Fomento a la Economía Estatal, con la participación de los presidentes municipales, el Poder Legislativo y representantes de las cámaras empresariales, a nivel municipal y estatal, para que una mayor representación de los yucatecos participen en el diseño, implementación y vigilancia de programas y acciones necesarias para la recuperación y reactivación de los sectores productivos. En este contexto, confiamos en que se proporcionará al Poder Legislativo la información necesaria y suficiente para analizar y determinar lo conducente a la solicitud de empréstito, formulada por el Ejecutivo, y en caso de aprobarse, de la misma forma se tomen las decisiones, para que el destino de los recursos sea, no únicamente el correcto, sino que la representación social participe en su vigilancia.
  • 4.-   De manera particular, hacemos hincapié en la necesidad de que las autoridades municipales sean respaldadas con recursos que ellas mismas determinen para atender las economías de sus poblaciones, con un enfoque específico hacia lo local, bajo la premisa que merecen la misma consideración que el Ejecutivo Estatal y el mismo trato de parte del Poder Legislativo a sus solicitudes, por lo que hacemos un llamado a todas las fuerzas políticas de Yucatán a acompañar a sus alcaldes en el análisis e integración de cualquier solicitud en ese sentido, actuando de manera responsable en beneficio de todos los Yucatecos.
  • 5.-   En el PRI consideramos positivo que todos los niveles de gobierno pongan de su parte para superar la contingencia, para lo cual se requiere que los recursos lleguen por igual a quienes lo necesitan, que son los ciudadanos. No son tiempos de politizar nada, sino de procurar que todo lo que se haga redunde en un solo objetivo; el del bienestar mayor de todos los habitantes de nuestro Estado, atendiendo al mismo tiempo a quienes menos tienen, así como a las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas para mantener el equilibrio social y preservar las fuentes de empleo de los yucatecos.

Corresponde al Estado salvaguardar el bienestar de la población, en particular la más vulnerable, y se requiere actuar en favor de quienes viven del día a día y que se ven en la disyuntiva de exponerse al contagio o dejar sin comida a su familia. En esta tarea esencial cobra mayor relevancia la necesidad de que el gobierno estatal consense y respalde a los gobiernos municipales, más allá de colores e intereses distintos al bienestar de la población.

En el PRI-Yucatán seguimos trabajando para extender hacia nuestra estructura territorial las recomendaciones sanitarias para la prevención, y estamos en permanente comunicación con las autoridades municipales emanadas de nuestro partido para la misma finalidad.

Ante la presente situación, estamos seguros de que, si permanecemos unidos como sociedad, poniendo siempre por delante el interés común y la solidaridad social, podemos hacer frente a la contingencia sanitaria con éxito, como ya lo hemos hecho en pasados retos de similar naturaleza, y otros distintos que también han puesto a prueba al gran pueblo yucateco.

Como organización política mantenemos intacta nuestra convicción de luchar por las mejores causas de Yucatán, y siempre estaremos al pendiente de la actuación de las autoridades, con sentido crítico.

Pero en primerísimo lugar tenemos conciencia y sentido institucional que nos hace privilegiar el bienestar y el interés del pueblo yucateco, que hoy pide a todos los actores sociales y políticos altura de miras y sentido de Estado.

 

Con Yucatán siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *