En sesión de cabildo, exhiben a Renán Barrera, por mentiras y ocultamiento de información

* En la cuenta pública de febrero, Ayuntamiento gastó más y destinó menos dinero para obras.
* Severos cuestionamientos ante el fracaso del “Carnaval del Monte” y “Desayunos Escolares”.

Mérida, Yucatán, miércoles 13 de marzo de 2019.- Regidores de oposición de los partidos Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y Revolucionario Institucional (PRI) exhibieron la tarde-noche de este día al alcalde Renán Barrera Concha y a los regidores panistas de ocultar información y negarse a la transparencia y rendición de cuentas, no solo con el tema del fracasado Carnaval sino con la cuenta pública relativa al mes de febrero y las licitaciones para “desayunos escolares” que más bien serían un refrigerio.

En el tema de la cuenta pública, en los informes parecieron que fueron maquillados, a pesar de que figuran 50 millones de pesos más, el rubro de obra pública fue severamente castigado, a pesar de las enormes carencias que registra la ciudad y las comisarias, con la falta de vialidades, calles destrozadas, obras en algunos lugares que sólo benefician a los amigos de los funcionarios, parques y espacios recreativos, entre muchas otras cosas, principalmente en la zona sur.

El regidor Fausto Sánchez cuestionó al alcalde de dónde habían quedado más de dos millones de pesos que NO cuadran en las cuentas presentada, recordando que desde que inició la administración, NUNCA el Ayuntamiento les ha entregado con tiempo y forma los informes a los regidores, sobre todo de oposición, lo que denota un ocultamiento de la información.

Ante los severos cuestionamientos, fue el secretario de la Comuna, Alejandro Iván Ruz Castro, quien fiel a su labor de escudero y cancerbero del Ayuntamiento y de Barrera Concha, junto con la regidora Síndico, Diana Mercedes Canto Moreno, intentaron responder y aclarar las dudas y cuestionamientos de los ediles, recurriendo a que existe más recursos por la captación del predial y otros impuestos, “los cuales son debidamente invertidos en obras sociales para los meridanos”, según dijeron.

Sin embargo, ante la insistencia de los opositores que echaban abajo cualquier argumento al que recurría Ruz Castro y Canto Moreno, terminaron diciendo que hay menos dinero para obras porque el Gobierno Federal envió menos dinero, recibiendo a cambio una nueva andanada de cuestionamientos, ante el silencio impoluto de los demás regidores azules, creando su ambiente de dispendio de recursos en el que navega el Ayuntamiento de Renán Barrera.

En el caso de las licitaciones públicas para los “desayunos escolares”, que más bien serán un “refrigerio”, según le hicieron ver priístas y morenistas, Renán Barrera guardó silencio sepulcral y sus cancerberos de nuevo cuenta saltaron para atajar a sus cuestionadores, sin explicar los detalles, la forma y el fondo en que estas acciones se van a desarrollar, porque al final el proyecto NO contempla dar alimentos como tales sino sólo unas galletitas, leche y otro aperitivo para los infantes de más 16 estancias infantiles de 69 escuelas con los que cuenta la Comuna.

Los opositores como era de esperarse, cuestionaron el monto de la inversión y los detalles del programa, respondiendo Ruz Castro que como ya se ha dicho en otras ocasiones, NO se puede dar el monto porque se trata de una licitación y para no dar margen a los postores sobre sus propuestas, por eso no se indican, sin embargo, las dudas siguieron prevaleciendo sin que fuera contestadas al 100 por ciento.

Las priístas Ana Gabriela Ruiz y Alejandrina Torres se fueron a la cargada sobre las dudas y sospechas que presenta esa acción en escuelas que se ubican en lugares de clase media como la colonia Mayapan y la Miraflores donde viven familias bien, por lo que Ruz Castro sólo se limitó a decir que el monto de inversión para esas licitaciones era de 1.5 millones.

Empero la regidora Sofía Castro hizo la observación sobre el entrampamiento del Ayuntamiento que puso en el mismo paquete dos licitaciones de dos temas diferentes. Los “desayunos escolares” y construcción de asfalto. Tanto este tema como el anterior, los regidores de oposición votaron en contra, aprobándose por mayoría con el voto de los 11 panistas.

Sin embargo, el tema más polémico fue el de Carnaval, donde en el punto de Asuntos Generales planteó el regidor del PT, Gamaliel Gutiérrez, lo que derivó en una discusión entre panistas contra opositores, los primeros defendiendo las bondades y los números (maquillados y poco creíbles) del evento, mientras que los segundos cuestionaron severamente el fracaso y el despilfarro de recursos que ese capricho del alcalde significó para los meridanos.

Durante la discusión los opositores cuestionaron la falta de los informes y del anteproyecto que debió darse a conocer desde enero o principios de febrero, pero primero se fue ventilando en algunos medios de comunicación sin hacer del conocimiento de la información a los regidores, tal como marca la Ley.

En ese punto, Sánchez López se encargó de exhibir las mentiras de Renán Barrera, a grado tal que el programa de artistas sólo él lo conocía sin compartirlo con sus compañeros, a pesar que está obligado por Ley, lo que dejó sin argumentos a Ruz Castro, quien tuvo que aguantar los reclamos y reproches de la oposición, toda vez que su compañera Nora Pérez Pech fue callada cuando quiso lucirse al tratar de exhibir a quienes cuestionaban el tema.

También el regidor Richar Mut Tun entró en apoyo de sus compañeros tricolores al cuestionar el porqué, hasta ahora el Comité del Carnaval NO cuenta con un subsidio como lo tienen otras instancias, por el contrario, para la fiesta pagana se pidió un préstamo de 7 millones de peso más otros recursos que se destinaron para el “Carnaval del Monte”, como lo refirió Gamaliel Gutiérrez.

Sólo en el tema de los 10 contratos de arrendamientos con diversos ciudadanos (amigos de Renán) y personas morales fue aprobado por unanimidad.

 

Cortesía del: El Tizón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *