El trabajo, la unidad familiar y social, valores que comparte Mérida con la comunidad libanesa

El alcalde Renán Barrera recibe la visita del embajador de Líbano en México, Sami Nmeir

Mérida, 3 de diciembre de 2018. Ahora como antes Mérida es una ciudad de puertas abiertas que recibe a los integrantes de comunidades como la libanesa, que con el paso del tiempo se han integrado por completo a la vida de una ciudad tranquila, segura y con una fuerte cohesión social, afirmó el alcalde Renán Barrera Concha.

El primer regidor recibió la visita del embajador de la República Libanesa en México, Sami Nmeir, quien hizo un reconocimiento a la política humanista del Ayuntamiento que preside Renán Barrera, la cual hace énfasis en el desarrollo de las personas y en la unión de la sociedad.

Durante la reunión, que se realizó en la Sala de Juntas de la Presidencia Municipal, Renán Barrera agradeció las aportaciones que la comunidad libanesa ha realizado al desarrollo económico de Mérida.

Destacó que desde la llegada de las primeras familias libanesas a Mérida, hace 142 años, sus integrantes se dedicaron al trabajo arduo y de esta manera se posicionaron como parte importante de la comunidad.

En la actualidad, dijo, incluso gastronómicamente se han fusionado, al grado que hay platillos típicos libaneses que hemos adoptado, en ocasiones dándole un giro yucateco.

Por su parte, el señor Nmeir hizo énfasis en que Mérida alberga la segunda comunidad libanesa más grande de México, luego de la que vive en la capital del país.

Consideró que los libaneses que llegaron a Mérida encontraron aquí las oportunidades necesarias para establecerse.

—Compartimos libaneses y meridanos la fuerte unión familiar y el interés por la comunidad —señaló.

Indicó que ante la gran relación entre Líbano y Mérida hay planes para establecer proyectos conjuntos en diferentes ámbitos.

Subrayó que el desarrollo económico de Mérida, la seguridad y tranquilidad que las autoridades han sabido mantener son un atractivo indiscutible que podrían también aprovecharse para traer más turismo libanés a esta ciudad.

—Mérida tiene muchos atractivos, hay muchas cosas lindas qué ver aquí —puntualizó.

En ese sentido, Renán Barrera recordó que Mérida es considerada la ciudad más segura para vivir, de acuerdo con el estudio “Las ciudades más habitables de México 2018”, realizado por el Gabinete de Comunicación Estratégica y hace unas semanas recibió el reconocimiento nacional del Índice de Ciudades Prósperas elaborado por ONU Hábitat que la posiciona como la ciudad con mejor calidad de vida.

Adicionalmente, se ubica entre las ciudades con más alta percepción de seguridad resultado de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana que elaboró el Inegi.

También recordó que en reconocimiento a la labor y aportaciones de la comunidad libanesa, en 2013, durante su primera administración al frente del Ayuntamiento, inauguró la Avenida Líbano, en una de las principales zonas de la ciudad.

Al final de la reunión, el visitante y el alcalde intercambiaron obsequios que en ambos casos fueron libros. El embajador entregó textos sobre la comunidad libanesa en el país y su influencia en el cine mexicano, y el alcalde meridano entregó al diplomático ejemplares sobre la ciudad de Mérida.

A la reunión asistieron también los directores de Desarrollo Social, José Luis Martínez Semerena; Desarrollo Económico y Turismo, Eduardo Seijo Solís; el secretario municipal, Alejandro Ruz Castro; Ricardo Dájer Nahum, cónsul honorario de Líbano en Mérida y Sergio Asís Abraham Rodríguez, presidente del Club Libanés de Mérida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *