Detrás de La Noche Blanca

El equipo de colaboradores de las diferentes Direcciones del Ayuntamiento de Mérida que se han sumado en la organización del programa de la “Noche Blanca”

Mérida, Yucatán, Viernes 20 de Mayo de 2016.- Armar un programa continuo de seis horas de arte y cultura como el que presenta “La Noche Blanca” requiere trabajo en equipo, colaboración y convivencia. Más allá de los espectáculos y artistas en el escenario, las obras de arte colgadas en las galerías y los grupos musicales, hay todo un equipo de colaboradores que hacen posible que la sexta edición del programa cultural, ya marca registrada del Ayuntamiento de Mérida, se realice en tiempo y forma.

Trabajadores de las Direcciones de Cultura, Servicios Públicos Municipales, Policía Municipal, Comunicación Social y la Subdirección de Juventud y Deporte participan en diferentes labores que van desde darles una “manita de gato” a los parques, acondicionamiento de luminarias, hasta la llegada de los artistas y su presentación en la noche más esperada del año, y la única en su tipo en el país.

La planeación de los eventos comenzó hace cinco meses apenas terminó el  Festival de la Ciudad y concluirá días después de La Noche Blanca. Sin embargo es en la última semana previa a la velada de arte a tope es cuando las labores se intensifican.

El trabajo en parques ha sido arduo. Esta semana un grupo de diez personas del área de Servicios Públicos Municipales se encargó del barrido, poda, limpieza y riego de plantas en un total a 10 parques, y hoy viernes se realizará la limpieza del piso adoquinado en San Juan  para dejarlo en óptimas condiciones para los espectáculos previstos en ese foro. En dos días, una cuadrilla de 20 personas de la misma Dirección se dieron a la tarea de pintar cinco parques del centro.

En aseo aumentará a 119 el número de personas que al día, divididos en tres turnos, se encargarán de los trabajos de limpieza durante y después de La Noche Blanca. También se colocarán 50 tambores de basura, los cuales se recolectarán cada hora  mientras dure el evento.

La iluminación es otro factor que se cuida en la presentación de los espectáculos, en especial en las calles y parques. Hasta ahora se han instalado más de 20 reflectores y más de 20 salidas de contactos donde fue requerido el apoyo, todo ello con apoyo de seis brigadas con 18 personas, en coordinación con el personal de Cultura. El día de La Noche Blanca otro seis colaboradores estarán pendientes con una grúa y herramientas para cualquier imprevisto de las luminarias.

Con ayuda de una máquina desazolvadora, también se dio mantenimiento a  un centenar de rejillas en el derrotero del evento cultural, con atención prioritaria a las que se encuentran alrededor de la plaza grande y parques donde habrá eventos. En estas actividades de drenaje han colaborado veinte personas.

La seguridad es un tema que se cuida en La Noche Blanca. El dispositivo de seguridad pública y vialidad involucra a 400 elementos policiales quienes desde un día antes de La Noche Blanca se ponen la camiseta para el cierre de calles, comenzando con la calle 62 con 61 y 63 donde se ubicará uno de los escenarios para los conciertos estelares de la velada.

Además de apoyar el cierre de calles –el sábado comenzará el cierre a la 1 de la tarde en la 61 x 60 y 62, entre otras–, los elementos policiacos realizarán recorridos a pie, en motocicletas y camionetas a fin garantizar la tranquilidad de los asistentes a las diversas actividades artísticas. La Unidad Canina de esta corporación policial también realizará recorridos a pie en los puntos de mayor concentración de personas.

La logística es parte primordial a la hora de coordinar los eventos. Para La Noche Blanca el trabajo ha contado con el apoyo de todas las áreas de Cultura, desde el área de Diseño, que se encarga de crear la imagen oficial del evento y anuncios, hasta el de Comunicación Social y Prensa, para la difusión en medios impresos y electrónicos de los programas artísticos, los Administrativos, y la Coordinación artística que se encarga desde meses antes de coordinarse con los artistas, comparar presupuestos, decidir las mejore sedes para el lucimiento de los espectáculos, la lista de requerimientos –desde el traslado de instrumentos, camerinos, traslado de artistas a las sedes, ensayos, distribución de programas e invitaciones, instalación de posters, etc.

A este equipo se suman en cada edición un promedio de 60 jóvenes voluntarios de la Ciudad que respondieron a la invitación para colaborar en diferentes momentos de La Noche Blanca, motivados por el arte y la cultura.

Hoy la sexta edición de La Noche Blanca tiene listos 182 eventos con más de 600 artistas que presentarán la riqueza multicultural y gastronómica de Mérida y el mundo, con artistas invitados en 11 museos, 28 galerías, teatros, parques, foros alternativos y restaurantes del Centro Histórico.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *