CADA QUIEN SU MUERTE.

.

La incongruencia de nuestra educación en temas de política vuelve a evidenciarse. Mientras siguen discutiendo sobre el Debate Presidencial, se anuncia que tres familias no pueden dar sepultura a sus hijos. No tendrán el consuelo de ver el cuerpo de sus hijos. Hijos que se encontraban haciendo tarea. Y a ninguno de los 5 candidatos presidenciales les ha importado que ser joven en México sea una vida de alto riesgo. Si se va a la escuela se puede morir, si se va a una fiesta se puede morir, si se tiene novio o novia se puede morir, o matar, o desaparecer, o colgar de un puente, o reclutar por algún cártel o por la misma policía para golpearte, torturarte, y lanzarte a algún basurero. Mientras tanto los regidores independientes o no, siguen diciendo en redes a qué partido apoyarán, a qué candidato apoyarán, como si apoyar un candidato no fuera apoyar a un partido político. Ilusos.

Mientras se discute el posible fraude que vendrá, y se organiza el robo de casillas, se parlotea sobre debates, asesinatos, por gran sector de la prensa, de la organización civil, desde los mismos partidos políticos, surge la idea genial de hacer nuevas Marchas. Y esto es lo que ocurre en cada marcha: – Señor. Estamos listos para soportar una nueva marcha de la gente. Ya estamos preparados.

– Bien. Mientras ellos marchan checa si el INE ya nos depositó en las cuentas del partido. Si es así paga los columnistas, a los publicistas, a los ‘bots’ para que sigan pegándole al twitter. Déjalos que marchen, se sentirán revolucionarios.

México no es el lugar equivocado para vivir. El error no es nuestro país y sus 120 millones de habitantes, el error es haberlo entregado a los partidos políticos. Entregar tu conciencia, tu talento, tus capacidades, ése es el error. Mírate: ¡Que bueno que sigues aplaudiendo aquel “Te regalo los departamentos”. Me encanta tu humor. Recuerda tu risa al pagar tu renta, o al ver el descuento del Infonavit durante 30 años en tu recibo de nómina.

Este es el legado de la partidocracia (MORENA, PAN, PRD, PRI, MC, Nueva Alianza, PVEM, PT, Humanista, Encuentro Social): Joven hijo de poeta y amigos encajuelados. 43 estudiantes desaparecidos por ir a protestar. Jóvenes rafagueados luego de un partido de fútbol americano. Jóvenes de un equipo de soccer rafagueado. Tres estudiantes de cine disueltos en ácido.

¿Y, queridos lectores, siguen creyendo que algún partido político puede cambiar el país? Si protestas te matan, si trabajas te matan, si haces cine te matan, si juegas soccer o americano te matan, los muertos siguen inundando las noticias: Jóvenes estaban donde no debían. Eran parte de los malos, eran nacos, no tenían educación. Lo cierto es que no asesinan a los hijos de AMLO, de Anaya, de FeCal, de Meade, de Peña Nieto. Sino que mueren tus hijos, mis hijos, los hijos de tu vecino. Y con la muerte planeando tras de nuestros jóvenes, gran sector de la prensa, gran número de “intelectuales” seguirá tomando partido para insultar la intención del voto del otro. Y llamar cobardes a quienes no dicen que votarán por AMLO. Joya de intelectuales. Joya de independientes. Aplauden el “Ternurita” dicho para golpear hombría y valor. Pero AMLO lo grita frente a sus fanáticos que se lo celebrarán. Luego bajará el rostro y dirá: Me echan montón. El cobarde insulta y luego se esconde detrás de sus seguidores.

Mientras los 5 candidatos siguen en su pleito y azuzan a sus fanáticos, los jóvenes, los niños, las mujeres, los migrantes, los estudiantes, siguen siendo secuestrados, obligados a delinquir, abandonados a su suerte. Una pena en verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *