AVANCES EN EL TRATAMIENTO DE LA MIELOFIBROSIS, UN CÁNCER HEMATOLÓGICO POTENCIALMENTE MORTAL

· La mielofibrosis es una enfermedad de la sangre y la médula ósea que es progresiva y debilitante, de curso fatal, por su propia gravedad o por complicaciones, como leucemia aguda o infecciones oportunistas

· La calidad de vida y la supervivencia a largo plazo ha mejorado con los nuevos tratamientos para esta enfermedad

· Novartis Oncology Summit (NOS) 2020, es el primer Congreso Médico virtual, internacional, en 3D 100% digital, para hematólogos y oncólogos.

México, CDMX, a jueves 24 de septiembre, 2020 – Las neoplasias mieloproliferativas, son un grupo de enfermedades de la sangre y la médula ósea, caracterizadas por una producción excesiva de uno o más tipos de células sanguíneas – glóbulos rojos, blancos y plaquetas – suelen desarrollarse lentamente y si no son tratadas oportunamente, pueden derivar en leucemia y eventualmente ser mortales. Un nuevo tratamiento inhibidor de la vía JAK STAT y de JAK1 y JAK2, en las células de la médula ósea, mejora significativamente los síntomas y la calidad de vida, así como prolonga la supervivencia de estos pacientes con esta grave enfermedad.

De acuerdo con el Doctor Alejandro Limón Flores, hematólogo de la UMAE del IMSS de Puebla, “primero, para comprender un poco mejor este grupo de enfermedades, es importante explicar que el término neoplasia, significa que existe una masa anormal de células, que se presenta cuando éstas se dividen o “reproducen” más de lo que deberían o no mueren en el momento debido; mielo, se refiere a médula ósea y proliferativa, significa crecer o multiplicarse rápidamente”.

Entonces, una de las neoplasias mieloproliferativas (NMP) es la mielofibrosis, un cáncer de la sangre y de la médula ósea, que es el tejido graso y blando al interior de los huesos, el cual es sustituido gradualmente por uno de tipo cicatrizante (fibras de reticulina), que altera la producción de las células de la sangre como los glóbulos rojos (anemia), glóbulos blancos (disminución de las defensas) y plaquetas (trombocitopenia, con alteraciones de la coagulación).

“También sabemos que existen varios tipos de estas NMP”, dijo  también el Jefe de la División de Hematología y Oncología de la UMAE del IMSS de Puebla, Dr. Limón Flores, “las tres principales, que agrupan el 95% de todos los casos y que comparten algunas características son: la mielofibrosis primaria (idiopátia crónica), mielofibrosis posterior a policitemia vera (PV), y mielofibrosis posterior a trombocitemia esencial, las tres tienen en común la profunda desregulación de la vía (JAK-STAT) de las células de la médula ósea”.

Dicha desregulación activa (JAK1) induce la aparición de los síntomas de la enfermedad (fiebre, fatiga, pérdida de peso, moretones sin causa aparente, entre otros) activando también otra vía (JAK2), induciendo la mieloproliferación o presencia de grandes cantidades de leucocitos, provocando uno de los síntomas más evidentes que es el crecimiento del bazo; un órgano crucial para el combate de las infecciones. El bazo, mantiene los glóbulos blancos que luchan contra los gérmenes, ayuda a controlar la cantidad de sangre del organismo y a destruir las células envejecidas y dañadas.

Todas estas alteraciones provocadas por la mielofibrosis, la convierten en una enfermedad progresiva y debilitante, de curso invariablemente fatal, ya sea por su propia gravedad o por complicaciones, como una evolución a leucemia aguda en su etapa avanzada o infecciones oportunistas que en estos pacientes son mucho más agresivas y difíciles de tratar.

El Dr. Rubén Mesa, Director del UT Health San Antonio MD Anderson Cancer Center de los Estados Unidos, explicó que, afortunadamente existe una nueva clase de medicamentos, capaces de inhibir selectivamente la vía JAK STAT alteradas de las células de la médula ósea, por lo que ayudan a regular sus funciones, mejorando significativamente la calidad de vida de los pacientes, reduciendo el tamaño del bazo y a largo plazo, los pacientes pueden alcanzar más años de supervivencia, con calidad de vida.

El experto del UT Health San Antonio, Rubén Mesa, destacó que en los estudios más relevantes con un inhibidor altamente selectivo de JAK1 y JAK 2 llamados COMFORT-I y COMFORT-II (COntrolled MyeloFibrosis Study with ORal JAK Inhibitor Treatment), realizados tanto en Estados Unidos como en Europa, compararon dicha molécula versus placebo y versus el mejor tratamiento disponible en pacientes con mielofibrosis de riesgo intermedio-2 y riesgo alto, en los cuales se observó una reducción significativa del crecimiento del bazo (esplenomegalia), una mejor tasa de supervivencia global y una notoria mejoría en la calidad de vida.

Estos excelentes resultados y otros avances médico-científicos significativos, las mejores prácticas, así como el intercambio de experiencias clínicas con pacientes, son acciones clave en la educación médica continua impulsada dentro del Novartis Oncology Summit 2020 (NOS, 2020), un evento 100% digital, avalado por el Consejo Mexicano de Hematología y el Consejo Mexicano de Oncología, que reúne virtualmente y sin riesgo de contagios a más de 30 profesores, nacionales e internacionales con más de 500 invitados, principalmente oncólogos médicos, cirujanos oncólogos, patólogos y hematólogos.

Si usted es un profesional de la salud y desea participar en Novartis Oncology Summit 2020, favor de entrar para su registro y acceso a este enlace: http://congresos.medforum.com.mx/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *