Ante los retos del presupuesto del próximo año, Gobierno del Estado se aprieta el cinturón

Desaparecerán 7 dependencias para fusionarse con otras y generar ahorros, como parte del plan de austeridad que implementa la gestión del Gobernador Mauricio Vila Dosal.

La medida representa un ahorro de 100 millones de pesos anuales, por lo que al final de la administración se estarían ahorrando 500 millones de pesos.

Las modificaciones no impactarán los servicios que brinda el Estado a la ciudadanía y, por ningún motivo, se verán afectados los ámbitos de seguridad pública, procuración de justicia, obra pública, salud y educación.

Entre los cambios, el Instituto de Becas se incorpora a la Secretaría de Educación; la Junta de Asistencia Privada pasa a la Sedesol; la Casa de las Artesanías se integra al IYEM; y los Institutos de Infraestructura Carretera y para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica se fusionan con el Instituto para la Construcción y Conservación de la Obra Pública.

Mérida, Yucatán, 8 de noviembre de 2019.- Ante el panorama del presupuesto del próximo año, donde Yucatán va a recibir menos recursos, el Gobierno del Estado se aprieta de nuevo el cinturón y reducirá la estructura administrativa mediante la fusión de 7 entidades, con lo que se continúa con el plan de austeridad que implementa el Gobernador Mauricio Vila Dosal para hacer más eficiente el servicio público y generar mayores ahorros.

Las 7 instancias gubernamentales que desaparecerán para fusionarse con otras, se suman a otras 8 que se fusionaron como parte de la reorganización que se realizó al inicio de la actual administración estatal, para hacer un total de 15 dependencias las que ya han pasado por este proceso.

Las acciones contempladas dentro de esta reorganización administrativa pública estatal no impactarán los servicios que brinda el Estado a la ciudadanía, por lo que se continuará proporcionando los bienes y servicios que actualmente dichas entidades brindan, y tampoco se afectarán los ámbitos de seguridad pública, procuración de justicia, obra pública, salud y educación, toda vez que es imprescindible mantener la movilidad en la economía del estado y los altos niveles de seguridad, así como garantizar una buena educación y servicios de salud de calidad.

Es importante señalar que esta reducción representa un ahorro de 100 millones de pesos anuales por lo que al final de la administración se estarían ahorrando 500 millones de pesos.

Tras un profundo análisis, se identificó a 7 entidades que, por sus afinidades, funciones y actividades, son susceptibles de fusionarse y continuar cumpliendo con su objeto dentro de la administración pública estatal, como son el Instituto de Becas y Crédito Educativo  del Estado (Ibecey), la Junta de Asistencia Privada de Yucatán (Japey), la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública del estado (Apbpy), la Casa de las Artesanías (Caey), el Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (Incay), el Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey), el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado (Icatey), entre otras.

Hay que mencionar que todas estas modificaciones, de acuerdo a la manera cómo fueron creadas las 7 entidades antes señaladas, requieren de la formalización y cumplimiento de la normativa y de la realización de las acciones legales pertinentes, por lo cual ya se ha instruido a la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) y a la Consejería Jurídica para que éstas se lleven a cabo.

De esta manera, el Ibecey continuará con su labor de otorgar becas, créditos o apoyos a las personas con necesidades económicas para iniciar, continuar o concluir con su formación académica, a través de la Coordinación General de Becas que formará parte de la Secretaría de Educación del estado (SEGEY).

Asimismo, la Japey pasará a formar parte de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en donde se integrará a la Subsecretaría del Bienestar Social, como un área dentro de la Dirección de Promoción y Participación Social.

Así, no se descuidarán la vigilancia y la regulación de los actos relativos a la constitución, funcionamiento, fomento, desarrollo y extinción de las instituciones de asistencia privada de Yucatán.

De igual forma, la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública del Estado continuará con su labor de asistencia, pero ahora desde la Secretaría de Salud. Sus áreas jurídica y operativa se integrarán a la Dirección de Planeación y Desarrollo.

El fomento a la producción y comercialización de las artesanías yucatecas se fortalecerá al integrarse la Casa de las Artesanías al Instituto Yucateco de Emprendedores (IYEM), mediante la creación de la Dirección de Desarrollo Artesanal y la fusión de las áreas transversales de ambas entidades, permitiendo liberar recursos para ampliar las oportunidades de los yucatecos artesanos y emprendedores.

Como parte de esta reestructuración, los Institutos de Infraestructura Carretera (Incay) y para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey) quedarán incorporados al Instituto para la Construcción y Conservación de la Obra Pública (Inccopy) para transformarse en las Direcciones de Vías Terrestres, de Construcción y de Servicios Generales.

En este caso, se fusionarán todas las áreas transversales como es la administrativa, asuntos jurídicos y la de proyectos técnicos para optimizar así el desarrollo de las áreas especializadas y reafirmando con esto que la obra pública en Yucatán no se verá afectada en ningún sentido.

Por último, el Icatey pasará a formar parte de la Secretaría de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet). En este caso en particular y por la relevancia que tiene esta entidad como enlace con la Federación en la materia, la plantilla docente, y mínima necesaria, continuará realizando sus funciones sustantivas desde el propio Instituto.

Entre las fusiones hechas con anterioridad están la incorporación del Instituto de Historia y Museos de Yucatán a la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta); la Secretaría de la Juventud pasó a formar parte de la Sedesol y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social se integró a la actual Sefoet.

También, el Archivo Notarial se desincorporó del Instituto de Seguridad Jurídica Patrimonial del estado (Insejupy), agregándose a la estructura de la Consejería Jurídica. También desapareció la Junta de Electrificación del estado, que en su momento se integró al Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey).

El Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (Imdut) adquirió a la Dirección de Transporte de la Secretaría General de Gobierno (SGG) y a la Dirección de Desarrollo Urbano de la de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS).

Por último, el Instituto para la Igualdad entre Hombres y Mujeres (IPIEMH) dejó de existir y en su lugar se creó la Secretaría de las Mujeres (Semujeres).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *