Andrés tal vez sí sea un sociópata

Las Reliquias del Hombre Ave por: Dr Adán Echeverría García

Ya dejamos constancia de que la criminóloga mexicana Mariana Guerrero publicó: “AMLO: El perfil criminológico”, en él, la profesional en ciencias del comportamiento y docente en ciencias forenses señala que el diagnóstico más acertado para Andrés López lo sitúa con Trastorno Antisocial de la Personalidad (TPA o sociopatía), un trastorno de la salud mental que se caracteriza por:

– El desinterés hacia otras personas: “Ahí están las masacres, jejeje”, se le escuchó decir en mientras apuntaba a una portada que documentaba 45 masacres en lo que va de su gobierno. “Da flojera eso”, señaló como la razón para no recibir a Javier Sicilia y a Adrián LeBarón, que realizaron una caminata hasta Palacio Nacional, luego de la masacre perpetrada sobre mujeres y niños de su familia.

– Los síntomas del TPA pueden mostrarse desde la niñez: el pelotazo a José Á. León Hernández que le costara la vida. Pero no puede ser diagnosticado hasta la adolescencia: la muerte de un balazo a su hermano José Ramón, que Andrés seguirá negando. O en la edad adulta: ¡Cállate, chachalaca!, y los tantos insultos a sus contrincantes.

-Tienden a mentir: más de 32 mil mentiras documentadas en lo que va de sus Mañaneras.

– Quebrantar las leyes y comportarse de forma impulsiva: “No es lo mismo comparar 200 millones de dólares, como lo que señala Lozoya. En aquel caso se obtuvieron recursos públicos, es corrupción, en el otro caso, el de mi hermano, son aportaciones para fortalecer el movimiento”.

– No se preocupan por su propia seguridad ni por la de los demás: Se toman pozos petroleros, pero él no está ahí; se acampa en avenida Reforma en 2006, pero ni Andrés ni sus colaboradores, que lideraban con él, acamparon con los manifestantes. Desde su departamento, desde su hotel, enviaba órdenes.

Revise usted los “logros” de Andrés López para este septiembre de 2020: Asesinato por la espalda de Jessica Silva cometido por la Guardia Nacional. Las tomas hechas por ciudadanos hartos de sufrir imposiciones en la Presa la Boquilla por Agricultores de Chihuahua, de la CNDH en CDMX por colectivos de mujeres, las vías del tren por los pueblos Yaquis, el cierre de la Termoeléctrica en Huexca, Morelos, por los pobladores que se oponen, y a quienes también les quieren quitar el agua. Y, ahora, el 19 de septiembre más de 500 personas del Frente Nacional Anti Amlo (FRENAAA) quieren instalar su campamento en el zócalo, y se les ha impedido, lo que ha hecho que se instalen en la Avenida Juárez de la capital del país. ¡Así va el país!

Actos en los que Andrés no quiere ir para atrás, no quiere rectificar ni llegar a acuerdos; si lo ha decidido es la única forma en que puede ser; si alguien se opone son sus Enemigos, y Enemigos de México. Andrés cree que no puede errar. Transformando lo ilegal en legal, la mentira en su propia verdad.

Pero lo hace sólo a un grupo de personas que se benefician con él, y que replican “sus verdades” (como Jesús R. Cuevas, su vocero) e irradian a sus huestes sumidas en la ignorancia, el fanatismo, y el rencor; los únicos con los que se siente superior. Andrés les ha hecho creer que los males de su vida se deben a todo aquel que tiene dinero; y les hace creer que él mismo no tiene interés en el dinero: “Solo cargo 200 pesos en mi cartera”. No tiene la capacidad de argumentar frente a personas que lo cuestionen. Frida Guerrero le pidió: “Pero no me diga que lo están atendiendo si sabemos que no es así”, sobre el tema de los feminicidios, y Andrés respondió: “Pues sí, si te digo; lo estamos atendiendo. No tengo ningún problema de conciencia”.

¿Y ahora? ¿Te parece que es un sociópata?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *