Agaveros de la noche; distintivo bat-friendly

Los murciélagos son los principales dispersores de semillas y además ayudan a polinizar plantas como el agave

Amenudo, los murciélagos tienen mala reputación debido a supersticiones entorno a estos mamíferos.

Sin embargo, son los principales dispersores de semillas de diversas frutas como la guayaba, el zapote y capulín, entre otros, además de que ayudan a polinizar algunas plantas como el agave.

Su función va más allá, pues contribuyen a controlar las plagas en la agricultura, ya que por la noche consumen toneladas de insectos, lo que evita afectaciones en los cultivos.

El murciélago es el mejor aliado de los productores de tequila y mezcal en el país, ya que al polinizar las flores de agave contribuyen a mantener la diversidad genética de estas plantas.

Con asesoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), algunos productores de tequila han dejado al menos 5% de los agaves para que florezcan en lugar de procesarlos.

Tan sólo el año pasado lanzaron en Guadalajara 300 mil botellas de tequila con el distintivo bat-friendly, que son amigables con estos animales.

Rodrigo Medellín, investigador de tiempo completo del Instituto de Ecología de la casa de estudios, refirió que en el mundo existen más de mil 300 especies de murciélagos, de las cuales solamente tres consumen sangre, por lo que consideró injusto que se generalice a este mamífero como una especie peligrosa.

“Tres cuartos de los murciélagos comen insectos, 12% se alimentan de frutas, 10% consume néctar y polen, y alrededor de tres o cuatro especies atrapan con sus enormes garras a los peces del agua; otras comen pajaritos o ratones”, explicó.

México posee alrededor de 138 variedades de murciélagos, aproximadamente 10% de la población mundial.

La morfología de cada variedad es diferente. Los hay de orejas y ojos grandes o pequeños, trompas largas o cortas, con o sin cuerno en la nariz, y cada uno de ellos cumple una tarea diferente en la ecología.

La bióloga Elena Ayala comentó que incluso en algunas partes de Estados Unidos se han hecho experimentos para que los murciélagos controlen las plagas de moscos y se combata el virus del zika.

Aportación

Medellín, el también presidente del Bat Specialist Group (Grupo de Especialistas en Murciélagos) de la Unión Mundial para la Conservación (IUCN), citó de ejemplo que cada millón de murciélagos destruye diez toneladas de insectos cada noche, en beneficio de productores de cultivos como algodón y maíz, entre otros, además de que son los grandes regeneradores de las selvas mexicanas.

La polinización es otro de los beneficios que de los murciélagos, pues gracias a ellos se reproducen algunas plantas como la pitaya, el cactus y los agaves.

Estas últimas plantas se reproducen una vez en su vida y acumulan azúcar entre más crecen.

Sin embargo, por más de 100 años la industria del tequila las ha cosechado antes de que florezcan, lo que provocó que los murciélagos se quedaran sin alimento y, por consecuencia, su extinción, tendencia que ha empezado a revertirse en los últimos años, luego de que especialistas convencieran a los productores de tequila sobre la importancia de dejar florecer el agave para conservar la diversidad genética de la planta.

“La UNAM y el Tequila Interchange Project se unieron para otorgar el distintivo bat-friendly a las marcas de tequila y mezcal que han apoyado la iniciativa de la conservación de los agaves”, expuso.

Los héroes nocturnos, como los llama el especialista, se aparean en el centro y sur del país; luego las hembras viajan al norte y se aglutinan en cuevas, de donde se desplazan en busca de comida volando a una velocidad de 36 kilómetros por hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *