ACUDIR PUNTUALMENTE A LAS REVISIONES MÉDICAS EN EL EMBARAZO AYUDA A PREVENIR COMPLICACIONES

· Si su embarazo trascurre normal, la consulta se otorga en su Unidad de Medicina Familiar, una vez por mes durante los primeros siete meses, dos veces en el octavo mes, y cada semana en el último mes.

· Sin importar la hora o el día, acuda de inmediato al servicio de urgencias si presenta: hinchazón de cara, manos y/o pies; dolor de cabeza constante; zumbido de oídos; ver “lucecitas” o “puntos negros”; contracciones dolorosas; disminución o ausencia de movimientos fetales; sangrado; ardor o dolor al orinar y fiebre.

Mérida, Yucatán 15 de mayo 2019.- En el momento que la mujer sepa que está embarazada, es muy importante que acuda con su médico familiar para que desde el comienzo verifique su estado de salud, cómo va el desarrollo el producto, y se le brinden consejos y acciones adecuadas que ayuden al cuidado de la salud y bienestar tanto de ella como su bebé.  

“Es muy recomendable que la mujer asista puntualmente a todas las consultas que se le programen, de preferencia acompañada de su pareja o una persona mayor de edad”, indicó el especialista en Gineco-Obstetricia del Hospital General Regional (HGR) No. 1  “Lic. Ignacio García Téllez” del IMSS, Israel Jurado Vargas. 

Si su embarazo trascurre normal, la consulta se otorga en su Unidad de Medicina Familiar, una vez por mes durante los primeros siete meses, dos veces en el octavo mes, y cada semana en el último mes. 

Si su embarazo es calificado como de alto riesgo, la vigilancia la realiza la enfermera especialista junto con la o el médico. Además, la vigilancia podría realizarla el médico familiar y enviarle a valoración con la o el especialista al hospital correspondiente. 

Las recomendaciones generales son: consumir todos los días ácido fólico y las demás vitaminas y/o medicamentos que únicamente la o el médico le otorgue. En su higiene personal, bañarse todos los días con limpieza de senos y genitales externos. Evitar baños de tina con agua caliente y duchas vaginales. Lavarse las manos al preparar los alimentos, antes de comer, y antes y después de ir al baño. Cepillarse los dientes después de cada comida y acudir al consultorio de Estomatología (ubicados en las unidades de Medicina Familiar) para una revisión que evite complicaciones en su embarazo.  

En cuanto a la ropa y calzado, usar ropa no apretada de acuerdo con el crecimiento de su abdomen, ropa interior de preferencia de algodón, y faja para sostener el abdomen; calzado cómodo con tacón bajo para prevenir accidentes al caminar. 

Se puede tener relaciones sexuales en todo el embarazo, en caso de presentar molestias se deben suspender y consultar con la o el médico. 

Debe evitar cargar cosas pesadas (más de cinco kilos). Realizar ejercicio previa valoración médica. Para evitar infecciones de vías urinarias, debe orinar cada que lo necesite. 

En la nutrición llevar una dieta balanceada y evitar tomar bebidas con alcohol, consumir drogas, fumar o exponerse a humo del cigarro. 

Por otro lado, sin importar la hora o el día, acuda de inmediato al servicio de urgencias si durante el embarazo presenta alguno de los siguientes síntomas: hinchazón de cara, manos y/o pies; dolor de cabeza constante; zumbido de oídos; ver “lucecitas” o “puntos negros”; dolor intenso en la boca del estómago; contracciones dolorosas en el abdomen;  disminución o ausencia de movimientos fetales; sangrado obscuro, rojo claro o brillante por la vagina; salida de líquido por la vagina; ardor o dolor al orinar y fiebre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *